• Público de la región vive en Purísima el FIC

Purísima del Rincón, Guanajuato a 24 de Octubre de 2019.- Director de la Orquesta Filarmónica de Guerrero despierta la ovación natural e intensa del público de la región en su presentación en el Teatro de la Ciudad, como parte del programa del 47 Festival Internacional Cervantino (FIC) con presencia en Purísima.

Ahí estuvo para extender igualmente el aplauso el Presidente Municipal Marco Antonio Padilla Gómez, acompañado por su familia.

El director de orquesta y fundador  de la Filarmónica de Guerrero Eduardo Álvarez, dio cátedra de su cultura en la música al marcar su pasión pues no sólo vino a dirigir la orquesta, antes de cada interpretación hubo una lección, un involucramiento con su público, una ilustración del origen de cada melodía, sin perder el piso y con toda pulcritud recordó que las alturas cambian, pero sólo hay que ambientarse para seguir el ritmo de cada instrumento y darle fiesta al a vida.

Mauricio Leyva Castrejón,  Secretario de Cultura de Gobierno del Estado de Guerrero, agradeció  la presencia del Presidente Municipal Toño Padilla ante quien reconoció la hospitalidad de la gente,  el agradecimiento a la recepción de la presentación de la Orquesta y sobre todo a lo que calificó junto con Eduardo Álvarez “como el Teatro perfectamente ambientado, en equilibrio que permite el lucimiento”.  

Fue el tercer Concierto Especial de la Filarmónica en el 47 Festival Internacional Cervantino donde Guerrero es el estado invitado, entre la música clásica que interpretó fue la de compositores rusos como Serguei Rajmaninov y Piotr Ilich Chaikovski, así como el compositor español, Manuel de Falla.

El concierto comenzó con la pieza musical representativa de Guerrero «Por los Caminos del Sur» de José Agustín Ramírez. Enseguida, interpretó las obras clásicas «Capricho Bohemio» (S. Rajmaninov), «Sombrero de Tres Picos» (M. Falla) y cerró magistralmente al estilo de «Capricho Italiano» (P. Ilich Chaikovski).

Todas las piezas sin excepción dejaron felices a los asistentes por la perfección y estilo que contagiaban a dejar ojos y oídos abiertos a captar todo.

Antes de la última interpretación el maestro de la Orquesta aclaró, la raíz de toda la música es vernácula y de ahí viene que a todo mundo lo ponga a bailar, así concluyó el concierto con “Jesusita en Chihuahua”.