Purísima del Rincón, Guanajuato a 03 de Agosto de 2019.- Elementos de Seguridad Pública y de la Coordinación de Tránsito Municipal sufrieron atentado por conductor de 18 años alcoholizado, y al parecer familiares, a los que convocó el inculpado, quienes alteraron el orden en que todo procedía.

Con vehículo en marcha el joven con mayoría de edad se llevó arrastrando a un Tránsito, luego sus familiares golpearon al Policía por someter al conductor en buscó auxiliar al elemento de vialidad.

A las 11:45 de la noche del viernes las corporaciones de Seguridad Municipal y Tránsito estaban en Operativo Mixto en la colonia del Carmen con dos Tránsitos y un Policía.

En ese momento venía en circulación Luis Gerardo M. de 18 años en una camioneta Jeep, tipo vagoneta, color gris, vidrios polarizados y placas GREW142; al notar el operativo rebasó a otro vehículo y a punto estuvo de golpear un auto estacionado, así que se le marcó el alto, mismo que no atendió sino hasta dos cuadras adelante.

Los hechos comenzaron en la calle López Mateos esquina con Ignacio Comonfort de la Colonia del Carmen; y donde se detuvo el joven conductor de la camioneta fue cerca al cruce con la calle Miguel Alemán frente a la escuela Secundaria Diego Rivera.

Un Policía se aproximó al vehículo para hablar con el conductor y hacer de su conocimiento la falta al Reglamento de Tránsito por llevar vidrios polarizados, se le pidió aplicar prueba de alcoholímetro y accedió sin problema a la valoración misma que correspondió realizar al Tránsito; el resultado fue ebrio completo razón por la que se le refirió sería detenida la camioneta.

Antes el hombre de 18 años dijo que estaba cerca de su casa y que ya iba a encerrarla, aseguró tener su domicilio en la colonia Francisco Villa, hizo una llamada desde su celular y en minutos llegaron cerca de 20 personas a exigir lo dejaran en libertad, en eso se comenzó a portar agresivo el conductor, se le permitió por el elemento de Tránsito bajar sus cosas de la camioneta y subir la ventana.

Pero en lugar de proceder con el permiso, encendió y arrancó el vehículo llevándose arrastrando al elemento de Tránsito.

El Policía pidió refuerzos, llegaron dos unidades más.

Previamente el Policía con su unidad alcanzó al conductor que estaba alcoholizado, le cerró el paso, luego bajó al conductor para someterlo, entonces los familiares le agredieron para intentar llevarse a Luis Gerardo y así terminaron lesionados ambos elementos.

Mientras el hombre de 18 años fue detenido y llevado a los separos por los Policías que estuvieron en apoyo y fue puesto a disposición del Ministerio Público.

El Municipio presentó sus declaraciones de los hechos ante el Ministerio Público para que proceda lo que corresponda por Ley.